Robots emocionales para tratar el Autismo

robot emocional aisoy mamitech

Voy a pedirte una cosa, Mamitech. Imagínate que tienes un hijo con Trastorno del Espectro Autista, ¿qué puedes hacer para que mejore su condición? La respuesta generalizada a esta pregunta es “no lo sé”. Y no solo cuando se trata de una imaginación. También cuando es real. Si el TEA, conocido como autismo, es un trastorno difícil de diagnosticar, el siguiente problema es la soledad frente al tratamiento. Afortunadamente, hay asociaciones que te acompañan, pero aun así, no siempre es suficiente. Esto está cambiando y cada vez hay más gente e instituciones que están investigando para ayudar a las familias que están pasando por ello. Un ejemplo es Aisoy robotics, creadores del primer robot emocional del mundo.

Un robot emocional podría impactar positivamente en el desarrollo social de los niños con TEA

Una de las frustraciones que sufre una familia cuando tu hijo está dentro del espectro autista es su dificultad para comunicarse. Notar que a tu peque le pasa algo y no saber qué es exactamente es muy desagradable. Las madres y los padres daríamos todo por ayudarlos, ¿qué pasa cuando no sabes cómo? Por eso, es tan importante potenciar su desarrollo emocional y social. Les estamos dando la posibilidad de entenderse y de hacerse entender. El proyecto de Aisoy Robotics podría facilitar que esto ocurra.

Han diseñado un robot emocional afectivo y autoadapativo. Han utilizado el robot en varias ocasiones con niños con trastorno del espectro autista con resultados muy alentadores. Por ello, Aisoy Robotics está decidido a seguir explorando este campo: a utilizar sus robots por mejorar la vida de las personas con autismo y sus familias. Sin embargo, para poder hacerlo, necesitan patrocinadores que apoyen su estudio. Además, quieren complementar los beneficios del robot con una plataforma motivacional dedicada a personas de 3 a 16 años

Objetivos del estudio: ¿hasta qué punto el robot emocional es beneficioso para tratar el autismo?

El robot tiene características muy acordes con las necesidades de los niñas y las niñas con este trastorno. Incluye la la gamificación y mentorización de las actividades, basadas en la resolución de retos y orientadas al desarrollo de diferentes capacidades. Además, pueden insertarse diferentes metodologías propias de las terapias más novedosas. En este sentido, permite la actualización constante, por lo que podemos incorporar contenidos nuevos con facilidad.

Teniendo en cuenta esto y los prometedores resultados en experiencias previas, los objetivos del estudio son los siguientes:

  • ¿El robot emocional motiva a los niños con TEA: preguntando, compartiendo o mostrando interés?
  • ¿Estimula las capacidades de comunicación de los niños con TEA?
  • ¿Los niños con TEA comprenden el propósito de Aisoy?
  • ¿Les ayuda a entender relaciones de causa-efecto?
  • ¿Les estimula y ayuda a desarrollar sus capacidades sociales en su entorno (familia, amigos, colegio)?
  • ¿Cómo afecta el robot en el comportamiento emocional y social de los niños con TEA?
  • ¿Pueden los niños con TEA aprender a programar con Aisoy?

Lamentablemente, aún no tienen la financiación necesaria para iniciar el proyecto. Es una pena que iniciativas tan significativas, tan prometedoras y tan esperanzadoras para la vida de las familias y de la sociedad tengan tantas trabas para implementarse. Por eso, desde Mamitech, queríamos darle visibilidad. No se trata de que sea una iniciativa bonita, no, es que es necesaria.

Muchos personas que están dentro del espectro autista hoy, han conseguido tener una vida autónoma, a base del esfuerzo de sus seres queridos. Sin embargo, estos mismos chicos y chicas habrían sido prácticamente desahuciados hace décadas. Esto nos demuestra que la investigación sirve y que lo que hoy parece imposible, mañana podría cambiar. En consecuencia, resulta vital que las instituciones y organizaciones apuesten con proyectos como estos. Estamos hablando de marcar la diferencia, de dar una vida plena a millones de personas que hoy lo tienen difícil. Y la vida siempre merece la pena.

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR