Scrivener, un programa estupendo para la escritura creativa

programa escribir mamitech

Cuando se trata de escritura creativa, hay soluciones más útiles que los habituales procesadores de textos. Escribir no es solo escribir. Se trata de imaginar, documentarse, ordenar, estructurar… Y para conseguirlo, es importante que tengamos recursos para poder gestionar todo el material del que disponemos, para poder así recurrir a él siempre que necesitamos. Mi experiencia me dice que esta es la parte más compleja del proceso y por eso, porque sé que somos muchas Mamitech las que compartimos la pasión por esta disciplina,-y muchos peques también-, he querido traer Scriviener para celebrar el día de las escritoras

Por qué usar Scrivener para escribir

No recuerdo la fecha concreta, pero sí sé qué pasó en el mejor verano de mi vida. Tenía 13 años. Mis padres y mis hermanos trabajaban. Yo me quedaba sola todos los días en casa. Y en la habitación de mi hermano, estaba estaba el primer ordenador que había entrado en casa, así que yo aprovechaba las ausencias de los mayores para escribir mis historias con el ordenador de mi hermano. Un día, me atreví a imprimirlo. Otro, fue mi hermana la que descubrió mis historias, mientras buscaba folios. Se emocionó. Y ahí descubrí que todas aquellas historias que me acompañaban siempre, podrían significar algo para alguien. A partir de ese verano, siempre llevo un blog de notas en el bolso y animo a los peques a que hagan lo mismo.

Ayuda a gestionar borradores y notas

El problema viene cuando toca ordenar las notas de las que os hablaba. A veces, pueden no tener relación alguna con la historia que tenemos entre manos. O son ideas que no sabemos si podrán convertirse en un relato, un post, un poema… Pues bien, Scrievener nos permite gestionarlas de manera muy eficiente. Además de crear varios proyectos a la vez, podemos establecer diferentes secciones: capítulos, personajes, lugares, notas…

De esta forma, podrás acceder a la información que necesites fácilmente o recuperar ideas que habías desechado. Además, puedes crear otras como “tiempo”. En la escritura, muchas veces es necesario desarrollar determinados aspectos de los personajes, del tiempo, de las ubicaciones… que, finalmente, no aparecen en el relato o en el poema. Sin embargo, es necesario investigarlos y explorarlos para dominar todas las variables que estamos manejando.

Escribir con dos o más bloques de texto abiertos

Tanto si se trata de ficción como de poesía, la cohesión, la estructura, de un texto es fundamental. Pero es casi imposible tener en la cabeza todo lo que has escrito con anterioridad. Scrivener te permite escribir con varios bloques de texto abiertos al lado. De esta manera, si para escribir el capítulo 20, necesitas recuperar el 3 y el 5, no tienes que abrir otro documento o otra ventana, como haríamos con un procesador de texto normal. Tendrás los textos en la misma ventana, pero podrás navegar por ellos de manera independiente.

Además, también puedes recurrir a los esquemas previos para no perderte durante el proceso de escritura. Hay varios momento críticos en esta disciplina: ese primer momento donde comienzas a crear de la nada y ese otro donde el proyecto comienza a crecer de tal manera que parece desbordarse. Para evitar que esto último suceda, tener en frente tus esquemas es imprescindible, os lo aseguro.

Favorece la constancia al trabajar por objetivos

Esto nos favorece a todas, pero, sobre todo, a las peques y a los peques que comienzan a disfrutar con esta vocación. Quienes se dedican a la literatura, siempre hablan de que escribir es lo más parecido a un maratón. Es una carrera de fondo. Esta es la razón por la que muchas personas acaban rindiéndose. En este sentido nos permite establecer objetivos diarios, ya sea en tiempo o en cantidad de palabras.

En mi caso, mi foco está en el tiempo. La cantidad de palabras escritas no es tan importante para mí como sentarme a escribir diariamente durante tres horas. A veces, la cantidad y la calidad de lo que escribo me convence; otras, no. Pero lo que está muy claro es que las posibilidades de hacer algo que me emociones son mayores si estoy trabajando. Además, eso favorece que la historia que tengo entre manos siempre esté en la cabeza, es decir, que esté escribiendo incluso cuando no lo hago.

Si vosotras o vuestras peques tenéis la suerte de tener esta afición, os recomiendo que probéis esta herramienta. Como siempre, os pediría que nos contarais vuestra experiencia cuando llevéis un tiempo usańdolo, ¿lo haréis?

 

 

 

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR