Malala, todo un referente el día contra la violencia de género

violencia-machista-malala-mamitech

Mamitechs, ¿Conocéis a Malala? Es la persona más joven en recibir un Premio Nobel, y no decualquier modalidad, sino la de la paz. Todo ello, a pesar de haber recibido un tiro en la cabeza por defender su derecho, y la de todas las niñas pakistaníes, a ir a la escuela. Afortunadamente, los asesinos no obtuvieron el éxito que esperaban. A pesar de la secuelas, de la parálisis facial, y de las cicatrices, la joven Malala sigue defendiendo el derecho a la educación de todas las niñas. De alguna manera, recordarla es celebrar la victoria frente a todo aquello que está detrás de la violencia machista.

Malala, de niña a blogger de la BBC

Malala es hija de un maestro y poeta pakistaní que nunca cortó las alas a su hija. Mientras sus dos hermanos se iban a la cama exhaustos, la pequeña prefería quedarse a charlar con sus padres sobre lo que estaba ocurriendo en su país, durante el ascenso del islamismo radical y la llegada de los talibanes. Su máxima inquietud era una: no entendía por qué le prohibían estudiar.

Ella, y otras valientes, decidieron subirse todos los días a un autobús para aprender. Para recibir la instrucción que a sus propias madres le faltaba. De hecho, la joven desobedece a la suya, cuando le aconseja que se tape la cara y no mire a los ojos a los hombres. “Mi madre no es libre ni independiente, porque no ha estudiado”, afirma Malala. Es consciente de la importancia de la educación de las mujeres. De que su prohibición es una de las violencias contra las mujeres más cruentas, y por eso, arriesga su vida todos los días, cada vez que se pone la mochila.

Pero esto no es todo. Con solo doce años, comenzó a colaborar con la BBC, de forma anónima. Tenía un blog donde explicaba cómo era su vida. Qué dificultades encontraba para tener la vida que ella, y muchas como ella, deseaba tener. Probablemente, también sea la corresponsal más joven de la historia (si no contamos a Ana Frank). Su blog obtuvo tanta resonancia que The New York Times la localizó y grabó un documental sobre su vida. El medio y su familia sabían los riesgos que aquello entrañaba. Lo asumió y continuó.

Violencia machista: los talibanes tirotean la libertad de las mujeres

El 9 de octubre de 2012, se subió a un autobús con sus amigas. Iban a la escuela. El vehículo paró. Un talibán subió y preguntó por ella, pronunció de manera explícita su nombre. Cuando la hubo reconocido, apuntó hacia ella. Disparó varias veces, porque erró el tiro. Hirió a dos de sus compañeras. También a Malala. Justo en la cabeza. Pero no consiguió lo que buscaba.

Tras su traslado al Reino Unido, estuvo varios días en coma. Y despertó. No sin secuelas. Tiene el lado izquierdo de la cara paralizado y ha perdido por completo la audición en ese lado. Sin embargo, su voz permaneció intacta. Incluso, más fuerte que nunca, como demostró en su comparecencia en la ONU en el mismo 2012. Allí, revolvió las conciencias de todo el mundo y nos recordó que la educación es fundamental para progresar, para mejorar, para ser iguales. Y que dicho objetivo no se podía conseguir sin nosotras, sin la conciencia plena de nuestro poder. Ellos construyeron el mundo, nosotras podemos cambiarlo.

Malala lo tiene claro. La paz no puede crearse amordazando a las mujeres, ni relegándolas a un tercer o cuarto plano. Necesitamos la educación y el conocimiento necesario para actuar con valentía y “flocerer”. Esta es la pelea de Malala. Armarnos de palabras y construir con valentía una sociedad igualitaria y pacífica.

Por ello, hoy queremos reivindicar su victoria y su valentía. Hoy, justo hoy, un día después de que un hombre decidió viajar desde Alemania hasta Castellón para matar a su pareja, con su bebé dentro.

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR