Huawei P30 Pro, un teléfono para fotógrafas

Huawei-P30-Pro mamitech
Recuerdo la desconfianza que me generó la aparición de las operadoras chinas. Las primeras amigas que se decantaron por sus móviles me decían «son iguales que los otros, solo que más baratos». Tendía a pensar que había gato encerrado. Sin embargo, la trayectoria de marcas como Huawei me ha tapado la boca. Sus dispositivos no solo son como «los otros», sino que en ciertos aspectos, están incluso marcando el camino de la innovación. La combinación de Huawei y Leica es un ejemplo de ello: ha llevado a smartphones como el Huawei P30 Pro a otro nivel.

Huawei y Leica vuelven a sorprender

Como decía, lo que más ha llamado la atención del nuevo Huawei P30 Pro es su sistema de cámaras. Pero también presenta otras características que lo convierten en un teléfono estupendo para quienes trabajamos con él. Si buscas potencia y fluidez, quédate con nosotros porque es un smartphone para tener muy en cuenta.

Pantalla poco agresiva

El tamaño de la pantalla está dentro de lo esperable con sus 6,47 pulgadas y su resolución Full HD Plus. Gracias a estas dos características puedes disfrutar bastante con los contenidos audiovisuales, sin que estos supongan un sobreesfuerzo para tus ojos. La imagen es nítida pero no muy brillante. No obstante, es cierto que puede empeorar la experiencia del visionado de tus fotografías, aunque siempre puedes modificar los parámetros con el software de la pantalla.

En mi caso, creo que optaría por dejar los ajustes que vienen por defecto y solo los alteraría en caso de estar trabajando con imágenes. Aunque mis gafas tienen una protección especial, empiezo a notar mucha fatiga en los ojos. Por tanto, prefiero reducir mi exposición al brillo, aunque para editar y comprobar la calidad de mis fotografías y vídeos tenga que recurrir a los ajustes. En este sentido, me parece muy interesante la funcionalidad de duplicar la pantalla en otros monitores, sin tener que recurrir a otros gadgets, más allá del cable hdmi que incluye el teléfono o la conexión inalámbrica. Esto es cuestión de gustos y necesidades.

Rendimiento del Huawei P30 Pro

El procesador con el que trabaja nos ha dado muchas alegrías: el Kirin en su versión 980. Este soporta muy bien el uso de diferentes aplicaciones, sin que se resienta su fluidez. Además, tiene 8 Gb de memoria RAM, lo que refuerza esta capacidad. Por otro lado, han optado por el sistema Android 9 Pie, junto con el de la propia Huawei, el Emui. Aquí tengo que advertir que si estás acostumbra da a la versión más tradicional de Android, es posible que te cueste habituarte.

En cuanto al almacenamiento, tienes 3 opciones: 128, 256 y 512 Gb, junto con la posibilidad de insertar una tarjeta microSd

Huawei P30 Pro: tres cámaras y un sensor Time of Fligt

Comencemos con las cifras. En el sistema de cámara trasero, tienes una cámara principal de 40 mepapíxeles, un gran angular de 20 megapíxeles, con una apertura de 2.2 y un ¡Zoom óptico de hasta 5 movimientos que pueden llegara 10 en el modo híbrido!, con una apertura de 3.4. Gracias a esta cámara triple, conseguiremos imágenes muy buenas, pero lo que más ha sorprendido es el zoom. No es de extrañar, puesto que es el componente que más está tardando en evolucionar. Gracias a sus cinco movimientos, puedes fotografiar al detalle sin la degradación típica de los smartphones.

Por otra parte, el sensor Time of Fligt, te permite jugar con la profundidad de campo de un modo mucho más natural. Así, el desenfoque quedará mucho más orgánico y menos forzado.

En cuanto a la cámara selfie dispondrás de 32 mp, con una apertura de 2.0.

Los resultados se podrán optimizar con la aplicación de fotografía. Una aplicación que te permite hacer muchos ajustes, sobre todo cuando optamos por el modo profesional. Notarás la mejora en la app con respecto a otros teléfonos, tanto en la cámara trasera como en la frontal. Si os soy sincera, no sé si es por mi falta de fotogenia, pero aún no he encontrado una cámara selfie que me deje totalmente satisfecha, así que me gusta que se esfuercen también el desarrollo de buenos softwares.

Batería, carga y autonomía

Volvemos a tener esa novedad que parece haber llegado para quedarse: la carga inalámbrica, sí, pero también la carga inversa. Puedes usar el propio móvil como un cargador para otros dispositivos. Su batería es de 4.200 mAh, lo que indica que soportará un uso moderado durante todo el día. Y si lo usas mucho, quizá necesites una carga a mitad del día.

Podrás elegir entre los colores negro, azul, rojo y verde. El diseño es muy elegante, aunque quizá el grosor de la cámara te moleste un poco al principio. Me parece un teléfono muy recomendable, en especial, como decía, para quienes los usamos como instrumento de trabajo.

 

 

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR