Caroline Herschel, la primera astrónoma en la corte del Rey

mamitech mujeres y tecnología

Para que nosotras podamos tener internet, se han necesitado años de estudio del Espacio.Es allí donde están alojados los satélites que nos permiten comunicarnos. Son muchas las mujeres que se han interesado por la observación de las estrellas y por el funcionamiento del Universo. Una de las pioneras más conocidas gracias a la película Ágora es Hypatia. Pero lo cierto es que fue Carolina Herschel la primera en obtener un sueldo como tal, trabajando, junto a su hermano,en la Corte del Rey George III de Inglaterra ¿Queréis conocerla, Mamitech?

Caroline Herschel descubrió Urano

Cuando vas a eventos sobre emprendimiento o sobre transformación personal, los ponentes siempre hablan de una habilidad clave: la de convertir un problema en una oportunidad. Aunque inicialmente su intención no era esta, Caroline Herschel encontró una oportunidad donde muchas mujeres nacidas a mediados del siglo XVIII habrían visto una desgracia. Nació en Hannnover en 1750 en el seno de una familia acomodada. Los varones tradicionalmente se habían dedicado a la música dentro del ejército, mientras que las mujeres se encargaban de las tareas del hogar. En el caso de Caroline, tuvo dos golpes de suerte: su hermano William rompió la tradición y se decidió a estudiar astronomía ciencia y su padre quiso educarla como al resto de sus hermanos, a pesar de las reticencias de su madre.

Aunque el deseo del padre era que su hija tuviera una buena educación, los planes eran que continuara con la tradición de la condición femenina. Pero dos enfermedades truncaron esos deseos. Una dejó su rostro marcado y otra impidió que creciera con normalidad. De hecho, su altura máxima fue 1,20. Esto hizo que la descartaran como casadera y que aprender un oficio fuera indispensable. Si bien su madre se empeñaba en enseñarle las labores domésticas,para que pudiera trabajar como ama de llaves o empleada de hogar, su hermano decidió recurrir a ella cuando comenzó a trabajar en Inglaterra.

Si bien él se concentró en construir los mejores telescopios hasta la fecha,lo que le llevó a trabajar para el rey, ella se especializó en la observación de las estrellas. Su constancia, su disciplina y su rigor la llevó a hacer descubrimientos increíbles. Descubrió Urano, 8 planetas y tres nebulosas. Además, se dio cuenta de que muchas estrellas eran dobles, es decir, que se trataban de sistemas binarios, un hallazgo indispensable para que, posteriormente,se llegara al conocimiento de la gravedad.

Pese a que su rango era el de ayudante de su hermano,tenía su propio sueldo, lo que le dio una independencia que no habría disfrutado si no hubiera tenido las enfermedades. Pero esto no es todo: fue nombrada miembro de la Academia Irlandesa y recibió la Medalla de Oro de las Ciencias del Rey de Prusia. Es una pena que no supiera poner en valor sus logros, puesto que creía que estos no eran propios de una mujer. No hay que olvidar que es una hija de su tiempo.

En cualquier caso, su trabajo abonó el terreno para que la ciencia siguiera avanzando y para que otras mujeres pudieran empezar a escoger su destino. Gracias a sus esfuerzos, a ese ser «la primera» cada día hay más mujeres interesadas en las ciencias. De hecho, desde entonces son muchas las que han brillado y han seguido contribuyendo a que sigamos avanzando.

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR